Estudio sobre la hiperacidez e hipoacidez gástrica y cómo distinguirlas para así evitar problemas mayores.

Es curioso cómo si hacemos una encuesta al azar apuesto a que el 90% de la gente asume que cuando sufre episodios de acidez, reflujo, dolor estomacal, gases, y otros síntomas asociados a la digestión, piensan en hiperacidez y nunca en hipoacidez. ¿Casualidad? Por supuesto que no. Nos llevan a esa conclusión y la industria de los antiácidos es bastante importante, entre otros muchos suplementos y dietas. Pero debemos tener en cuenta que es posible que nuestro ácido clorhídrico esté bajo, con lo cual el tratamiento será completamente diferente. Seguro que alguno de vosotros sufre este tipo de problema (todos en algún momento sin mayor importancia), pero es curioso cómo mucha gente me pregunta el por qué no se les soluciona, y es por esto que os voy a explicar un poco el funcionamiento y las características más frecuentes de estas alteraciones para que tengáis más perspectiva. ¡Vamos allá!

Sigue leyendo

Anuncios

Hipertensión: causas, consecuencias, consejos…y mucho más.

¡Hola a todos!

Espero que hayáis pasado un buen verano (aunque quedan aún algunos días), y hayais repuesto fuerzas para comenzar un nuevo ciclo. Este “curso” vamos a hablar de temas muy interesante y he aprovechado para recopilar peticiones, así que espero que os sirva, como siempre. No dudéis en seguir contactando para aportar ideas, dudas e inquietudes que intentaré resolver con mucho gusto.

Hoy vamos a tratar un tema muy frecuente, por desgracia, que es la famosa hipertensión arterial (HTA). IMPORTANTE: No hablaremos de la hipertensión portal (hepática), no tienen nada que ver. Si queréis, en otra entrada hablo de ella. A ver si somos capaces de darle una vuelta de tuerca a este problema que mucha gente resume como “pues no tomes sal ni café” y ojalá fuera así de sencillo, pero no lo es. Vamos a explicarlo todo poco a poco para que entendáis por dónde voy. ¿Empezamos?

Sigue leyendo

Plantas medicinales como remedio específico para problemas específicos.

¡Hola a todos! He estado meditando mucho sobre la necesidad que sentimos de recibir información de forma clara, sencilla, útil y práctica, así que esta semana os traigo una cuidadosa recopilación de 10 de los problemas más comunes y frecuentes en casi todos los hogares, y su remedio natural específico. Si os gusta, es posible que repita 😉 ¡Atentos!

Sigue leyendo

Terreno hipoglucémico, índice glicémico y cómo mejorar vuestro cuerpo por dentro y por fuera.

¡Hola familia! ¿Alguna vez os ha pasado que os encontráis mareados, como con la tensión baja, y que el cuerpo os pide “ALGO DULCE” y al par de horas de comer chocolate, Cocacola o similares, os empieza a ocurrir de nuevo? Esto se cooce como hipoglucemia reactiva, y es un estrés importante para nuestro páncreas, que hacemos todos, y cuyo proceso hoy os voy a explicar para que podáis prevenirlo y darle un respiro a vuestro sistema pancreático, y por extensión, al hígado y al cerebro.

BREVE EXPLICACIÓN DE LA GLUCEMIA:

Tenemos un sistema hormonal que permite mantener la glucosa fuera de las comidas y en situaciones de estrés. Después de comer, la glucosa y la fructosa se absorben en el intestino y pasan a la sangre; la glucosa (también hay lípidos en sangre) hace de señal para que se libere insulina por el páncreas y así entra glucosa en todos los tejidos, para hacer glucógeno y ATP (adenosin trifosfato). La insulina también provoca que todos los tejidos hagan acopio de glucógeno. El exceso de glucosa se acumula en forma de lípidos en el tejido adiposo.

Cuando se normaliza la glucemia, el tejido adiposo libera ácidos grasos para que los tejidos los usen, excepto la cápsula suprarrenal,los  hematíes y el cerebro, que sólo funcionan con glucosa que cogen de la sangre.

Necesitamos otra hormona que haga salir glucosa hacia la sangre cuando disminuye la glucemia: el glucagón.

Si el estrés hace que se consuma más glucosa y no hay suficiente en sangre, las glándulas suprarrenales producirán adrenalina y cortisol, que forzarán al hígado a sacar más glucosa.

 

LA IMPORTANCIA DE LA INSULINA:

La insulina es una hormona que es secretada directamente en función de la cantidad de azúcar circulante en la sangre (glicemia). En cuanto la glicemia aumenta, el páncreas va a secretar una cantidad de insulina, que es siempre superior a la cantidad de azúcar a absorber. Cada vez que absorbemos azúcar, tenemos una descarga de azúcar, que es muy grande. Esto hace que cuando tomamos azúcar hacemos una hiperglicemia y después la cantidad de insulina nos lleva a la hipoglucemia.

Por esto, el error es tomar por la mañana azúcares rápidos. Cuando desayunamos, no hemos tomado nada desde hace 10-12 horas, y estamos en hipoglucemia. Tomamos el desayuno, café con mucho azúcar, miel o mermelada con tostadas (azucares rápidos), el resultado de esto es que a las 12 de la mañana tenemos una hipoglucemia reactiva.

Deberíamos tomar azúcares de absorción lenta ya que los azúcares rápidos siempre generarán una hipoglucemia posterior. Si tomamos el desayuno a las 7-8 de la mañana, a las 10-11 de la mañana sentiremos la necesidad de ingerir más azúcar, así que optaremos por tomar alguna chocolatina, para soltar insulina y pasar. Estamos todo el día así. Pero si tomásemos azúcares lentos, la energía se mantendría constante durante todo el día.

*NOTA: La glucemia es la medida de concentración de glucosa en el plasma sanguíneo. En ayunas, los niveles normales de glucosa oscilan entre los 70 mg/dl y los 100 mg/dL. La glicemia (cantidad de azúcar presente en sangre) tiene definidos sus niveles normales entre 0,8 y 1g/litro).

MUY IMPORTANTE: Tras varias décadas de batalla, se ha demostrado científicamente que los glúcidos “de absorción rápida y de absorción lenta”, en realidad se llevan una diferencia de unos diez minutos en producir una hipoglucemia reactiva, así que los glúcidos que serán capaces de absorberse lentamente, serán los azúcares con BAJO ÍNDICE GLICÉMICO, que será lo que debemos buscar tanto para llevar una dieta saludable consiguiendo, por un lado,  equilibrar nuestro peso de forma natural, y por otro evitar la resistencia a la insulina al sobrecargar nuestro páncreas.

 

TERRENO HIPOGLUCÉMICO:

La glucosa permite a las células funcionar bien. El organismo debe, por tanto, estar a disposición de las células, y por ello almacena la glucosa en forma de glicógeno en el hígado y en los músculos. El azúcar también puede revelarse como un producto perjudicial. Normalmente se suele hablar de azucares buenos y malos. El azúcar blanco refinado es el azúcar malo, éste se absorbe rápidamente en la sangre y la sacarosa induce a un pico de hiperglucemia.

Si comemos mucho azúcar vamos a acabar entrando en hipoglucemia, porque 1-2 horas después de ingerirlo, el páncreas recibe gran aporte de azúcar y saca insulina, produciéndose entonces un estado de hipoglucemia, lo cual provoca cansancio, mareo, etc. y entonces vamos a la cafetería a tomarnos otro café y vuelve a suceder lo mismo. Comienza una resistencia a la insulina, esto es a nivel celular, acaba siendo Diabetes tipo II (insulino-dependiente).

El páncreas secreta abundante insulina para favorecer el almacenamiento tisular de la glucosa .En las horas que siguen tiene lugar una hipoglucemia reactiva que produce la necesidad de consumir de nuevo azúcar. Se abre una puerta al círculo vicioso si de nuevo se ingiere azúcar para hacer frente al malestar de la hipoglucemia. El café, que favorece la liberación de insulina, tiene el mismo efecto, favoreciendo así la hipoglucemia.

Las hipoglucemias reaccionales son muy nocivas, es algo muy fuerte…Esto va a acabar destruyendo el páncreas, las células de Langerance pueden acabar volviéndose inactivas por extenuación, apareciendo con el tiempo la diabetes tipo II.

¿Qué se puede producir en nuestro organismo debido a hipoglucemias?

El problema principal que supone esta situación es que no llega glucosa al cerebro, por lo que nos sentimos mareados, pero tras cierto tiempo nos adaptamos y ya nos sentimos bien, ya que actúa el cortisol.

En una hipoglucemia necesitamos glucosa para los tejidos específicos que sólo la obtienen de la sangre (cápsula suprarrenal, cerebro y hematíes) y asegurar que los otros tejidos no cojan glucosa.

Las primeras células que sufren con la hipoglucemia son las del cerebro, pero también hay una gran diversidad de trastornos funcionales que se dan con hipoglucemias de repetición:

-Depresión nerviosa

-Ansiedad

-Mareos

-Desfallecimiento, astenia

-Adormecimiento

-Falta de sensaciones

-Hiperemotividad

-Irritabilidad

-Dolores de cabeza

-Espasmos musculares

-Angustia

-Insomnio

-Convulsiones

-Síndrome premenstrual

-Indigestión crónica, problemas digestivos.

En general, se observa un predominio de afecciones de carácter neurológico.

Por otro lado, la hipoglucemia reactiva produce un excesivo consumo de oligoelementos y de vitaminas del grupo B para asegurar las necesidades de adaptación. A largo plazo, el terreno hipoglucémico agota al organismo, causa trastornos metabólicos que producen una sensación de fatiga y conduce, a menudo, a un gran aumento de peso (obesidad).

 

Diferencia entre velocidad de absorción e índice glicémico:

  • Recomendaciones del Dr. Seignalet:

Restringir el consumo de alcohol y café. Los azúcares mejor si se consumen con fibra, porque estas van a ralentizar su absorción, y entonces no se producirá el pico reaccional de insulina.

El consumo de complementos nutricionales que aporten vitaminas del grupo B, minerales como el cromo (que tiene un papel regulador en la glucemia) y ácidos grasos esenciales, que tendrán un efecto regulador.

Pero lo que hay que tener en cuenta primero y principalmente es el índice glicémico del alimento, que tiene que ser lo más bajo posible, y la velocidad de absorción del alimento.

 

1. Lista de alimentos de más a menos velocidad de absorción:

  • Pan blanco
  • Patatas al vapor
  • Arroz blanco
  • Arroz integral
  • Pastas
  • Cerezas
  • Frutos secos

Esta lista mide la velocidad de absorción, no la carga de glucosa. Por ejemplo, la cereza tiene mucha glucosa pero es de absorción lenta.

 

2. Listas de alimentos de más a menos índice glicémico: ¡Completísima. Atentos!

Frutas y frutos secos:

Sandía 70
Plátano verde 70
Dátil 70
Melón amarillo 65
Pasas 65
Papaya 58
Fruta en conserva 55
Níspero japonés 55
Mango 50
Kiwi 50
Kaki-Caqui 50
Lichi fresco 50
Piña fresca 45
Uva 45
Pera 45
Plátano crudo 45
Arándano agrio 45
Higo seco 40
Ciruela secas 40
Melocotón 40
Manzana 40
Naranja 35
Naranja zumo recién exprimido 40
Granada fresca 35
Ciruelas frescas 35
Nectarina fresca 35
Chirimoya 35
Membrillo 35
Coco 35
Albaricoque seco 30
Pomelo 30
Cereza 25
Tomate 15
Tomate frito 45
Tomates secos 35
Ketchup 55
Albaricoque fresco 10
Higo fresco 35
Nueces 15-30
Cacahuetes 15

Vegetales

Chirivias 85
Zanahorias cocidas 85
Nabo cocido 85
Calabaza 75
Colinabo 70
Remolacha roja 65
Maíz en grano para ensaladas 65
Castaña 60
Yuca 55
Ñame 50
Guisantes 45
Judías secas 40
Lentejas 40
Habas verdes 40
Habas cocidas 65
Garbanzos 35
Judías negras 30
Frijol 30
Zanahorias crudas 30
Soja 15
Bróculi 15
Col lombarda 15
Berenjena 15
Calabacín 15
Vegetales verdes 0-15

Patatas

Patatas salteadas 95
Patatas al horno con piel 90
Patatas fritas 95
Ñoquis 70
Puré de patata 80
Patatas cocidas 70
Patatas cocidas con piel 70
Boniatos 55

Arroces y pastas

Risotto 113
Arroz caldoso 90
Arroz instantáneo 85
Copos de arroz 80
Fideos de huevo 70
Arroz blanco 70
Pasta común 65
Tallarines chinos de arroz 65
Arroz basmati 60
Spaghetis blancos 60
Cuscús 60
Raviolis trigo duro 60
Sémola de trigo duro 60
Arroz silvestre 55
Arroz moreno 55
Cereal de arroz 55
Arroz integral 50
Pasta integral 45
Spagheti integral 40
Arroz salvaje 35

Panes, bollos, harinas y cereales

Fécula de patata-almidón 95
Harina de arroz 95
Harina blanca de trigo 85
Tapioca 85
Pretzel 85
Panecillo hamburguesa 85
Pan blanco 85
Palomitas de maíz 85
Copos de maíz 85
Arroz inflado 85
Pan rallado para rebozar 80
Maíz 75
Pan de molde 75
Bollos blancos 75
Baguette -pan francés blanco 70
Bagels 70
Croisants 70
Brioche 70
Media luna 70
Harina de maíz 70
Mijo 70
Polenta 70
Cereales refinados 70
Musli azucarado 70
Harina de espelta 65
Pan integral de trigo 65
Pan semi-integral 65
Pan negro 65
Bizcocho de trigo integral 65
Cereales mixtos 65
Galletas de trigo 65
Harina trigo completa 60
Pizza 60
Pan de leche 60
Porridge de avena 60
Pan pita 55
Levadura de centeno 55
Avena 55
Cereal de arroz 55
Musli sin azúcar 55
Pan de centeno integral 50
Pan de bulgur 50
Pan con alto porcentaje de trigo triturado 50
Pan de avena y salvado 50
Pan integral tostado 45
Copos de avena 40
Pastel/torta 45
Trigo en grano 45
Cebada en grano 45
Harina integral centeno 45
Pasta de trigo integral 40
Harina de quinoa 40
Crepes integrales 40
Amaranto 35
Harina de garbanzo 35
Centeno en grano 35
Pan integral 35
Mostaza 35
Linaza (semillas) 35

Dulces y snacks

Jarabe de maíz 110
Glucosa 100
Patatas chips 98
Galletas saladas 85
Gominolas 80
Helado de cucurucho 80
Donuts 75
Arroz con leche 75
Azúcar refinado 70
Azúcar moreno 70
Miel 75
Galletas comunes 75
Galletas Graham 75
Rosca blanca 75
Pastas con levadura 72
Croisant 70
Barrita de chocolate 70
Chocolate con leche 70
Bizcochos de trigo integral 65
Galletas de trigo 65
Mermelada (con azúcar) 65
Sorbete/helado 65
Dulce de membrillo con azúcar 65
Jarabe de arce 65
Panela 65
Magdalenas 62
Helado crema con azúcar o edulcorante 60
Fruta en bote con azúcar 60
Galletas de mantequilla 55
Polvorón con azúcar 55
Nutella 55
Compota de manzana sin azúcar 35
Fruta deshidratada 35

Bebidas

Cerveza 110
Zumo de frutas con azúcar 90
Bebidas isotónicas 80
Limonada con azúcar 70
Bebidas de cola 70
Zumo de piña sin azúcar 50
Zumo de manzana sin azúcar 50
Zumo de arándano sin azúcar 50
Zumo de naranja sin azúcar 45
Sidra seca 40
Zumo de tomate 35
Zumo de limón sin azúcar 20

Productos lácteos

Crema helada 60
Leche de coco 40
Yogur con fruta 35
Nata 30
Leche entera 30
Leche desnatada 30
Leche de avena 30
Leche de soja 30
Leche de almendra 30
Requesón 30
Yogur sin agregados, sin azúcar 15

Salsas y alimentos de bajo índice glucémico

Mahonesa industrial 60
Aceite de oliva 0
Huevo 0
Mahonesa casera 0
Quesos 0
Foie gras 0
Pescado, salmón, atún, etc 0
Carnes 0
Embutidos 0
Marisco 0
0
Café 0
Aves, pollo, pavo, etc 0
Salsa de soja 0
Crustáceos 5
Hierbas aromáticas 5
Especias condimento 5
Vinagre 5
Vinagre balsámico 5
Aguacate 10
Aceitunas 15
Almendras 15
Avellanas 15
Cebolla 15
Coliflor 15
Bróculi 15
Repollo 15
Lechuga 15
Acelgas 15
Espinacas 15
Espárragos 15
Pepinos 15
Setas, champiñones 15
Soja 15
tofu 15
Jengibre 15
Fisalis-alquejenje 15
Rábano 15
Judías verdes 15
Coles de bruselas 15
Endibias 15
Hinojo 15
Apio 15
Brotes de semillas 15
Chile, pimiento picante 15
Pistacho 15
Anacardos 15
Nueces 15
Piñón 15
Cacahuetes 15
Salvado de trigo, de avena 15
Pimientos rojos 15
Calabacín 15
Puerros 15
Col fermentada-chucrut 15
Grosella negra 15
Pepinillo 15
Tempeh 15
Garrofín (semillas algarroba) 15
Berenjena 20
Alcachofa 20
Acerola 20
Salsa tamari sin dulce 20
Zanahoria cruda 20
Cacao en polvo sin azúcar 20
Chocolate negro 80% 20
Chocolate amargo negro 85% 20
Chocolate negro 70% 25
Guisantes secos 25
Frambuesa fresca 25
Puré de almendras sin azúcar 25
Hummus -puré de garbanzos 25
Moras 25
Arándanos frescos 25
Grosella blanca 25
Grosella roja 25
Fresas 25
Pipas calabaza 25
Cerezas 25
Guisantes secos partidos 25
Bayas de goji 25
Mandarinas-clementinas 30
Tomates 30
Garbanzos 30
Ajo 30
Albaricoque fresco 30
Mermelada sin azúcar 30

SÍ, YO TAMBIÉN FLIPÉ CON ALGUNAS SORPRESAS COMO LOS EMBUTIDOS, LOS CACAHUETES, LAS ACEITUNAS Y LA LECHE, ENTRE OTROS. Así que si lo meditáis con calma, os imprimís estas listas y empezáis a hacer cambios como comer embutido sin pan, la carne y el pescado evitando las patatas, evitar el azúcar en el café (aunque os pongáis leche, que eso sí), etc, no sólo alcanzaréis vuestro peso ideal sin pasar hambre, sino que estaréis cuidando vuestro cerebro, vuestro hígado y vuestro páncreas. Seguro que ahora os será mucho más sencillo 🙂

Al final del día, lo ideal es haber introducido todos los grupos de sabores: ácido, amargo, salado, picante y también el sabor del azúcar (dulce), pero sobre todo en forma de fruta, evitando lo refinado.

(Stevia rebandiana: planta eficaz y saludable para edulcorar. Os la recomiendo si os cuesta renunciar al azúcar de golpe, pero tomadla progresivamente, os tendréis que acostumbrar a su sabor).

Espero de corazón que saquéis provecho de esto, y que os sintáis mejor por dentro y por fuera. ¡Hasta la próxima, amigos!

 

Fuente listas: http://www.cocinasalud.com

Aspartamo: ¿ese veneno que está por todas partes?

¡Hola a todos!

Hoy vengo a compartir con vosotros una información que recibí de un osteópata y que él aseguró ser cierta al 100%. Como el tema es de actualidad y me pareció interesante, os lo transmito. Como digo, son opiniones tras muchos años de tratamientos y de observar pacientes, y ya se han encargado de rodear al tema de tintes conspiranoicos para, como siempre, convencer a la masa de la “inocuidad” de los productos sintéticos que quieren incluir en la dieta de personas sanas como si fuera normal. Yo no digo nada y lo digo todo, pero sólo os voy a dar dos consejos: cuidado con la palabra Monsanto, y cuidado con las cosas “sin azúcar”…

ASPARTAMO:

Origen:

El aspartamo es un edulcorante no calórico descubierto en 1965 por la multinacional farmacéutica G.D. Searle and Company. En 1985 la compañía Monsanto compró GD Searle y comercializó aspartamo a través Compañía NutraSweet. En marzo de 2000, Monsanto vendió NutraSweet a J.W. Childs Equity Partners II LP. La patente europea expiró en 1987 y la estadounidense expiró en 1992. Desde entonces, la compañía ha competido por la cuota de mercado con otros fabricantes como Ajinomoto, Merisant y the Holland Sweetener Company. El aspartamo se emplea en numerosos alimentos en todo el mundo y se comercializa bajo varias marcas como Natreen y Canderel, además de NutraSweet, y corresponde al código E 951 en Europa (vía Wikipedia).

Lo que han estudiado durante 40 años y las conclusiones obtenidas de muchos osteópatas en Francia y Bélgica:

El aspartamo es un edulcorante de síntesis, es un veneno. Desde el punto de vista de ls medicina tradicional china, el aspartamo es azucarado así que tiene la misma acción a nivel celular que el azúcar. Esto contribuirá al desequilibrio del bazo y páncreas, estos dos en medicina tradicional china están unidos, son uno.

Es un producto que en EEUU, no ha conseguido el permiso para estar en el mercado hasta 1981, y nunca exento de polémica que se han apresurado a desmentir. El director del laboratorio que encontró el aspartamo es amigo de la familia Bush y obtuvo el permiso de venta sin tener el permiso del consejo de alimentación. La persona que lo inventó era un químico, que buscaba otra cosa y mezcló un producto y lo probó por error y se dio cuenta que estaba dulce. Se lo comentó al jefe y guardaron la fórmula. Cuando llegó la época Light, decidieron sacar la fórmula para quitar el azúcar, ahora el aspartamo lo podemos encontrar en todas partes. Endulza entre 100 y 200 veces más que el azúcar y es 10 veces menos costoso. Podemos encontrar otro edulcorante llamado, acesulfam 4, es idéntico al aspartamo.

Estos edulcorantes son excesivamente tóxicos, provocan:

-Migrañas (preguntar si toman Coca-Cola Light, Zero…).

-Problemas de concentración.

-Insomnio.

-Perdida de memoria.

-Vértigo.

-Palpitaciones.

-Estados depresivos.

-Hipertensión arterial.

-Desajustes hormonales.

-Temblores.

-Insuficiencias renales.

-Hinchazón de pies, cara y manos.

-Problemas gastrointestinales.

-Agresividad, ansiedad, fatiga.

-Puede producir epilepsia.

-Hace engordar.

-Crea déficit inmunitario.

El problema, como siempre, son las microdosis que necesitan mucho tiempo o dosis altas para que pueda resultar alarmante para la población, que es lo que ocurre con la mayoría de sustancias que no deberían estar aprobadas para el consumo.

Los diabéticos pueden tomar aspartamo, pero crea hábito y se enganchan a él, se drogan con el aspartamo creándoles los problemas anteriormente mencionados. Se decía que los diabéticos tenían muchos problemas, pero los problemas en muchas ocasiones son culpa del aspartamo, y en pacientes que se les retiró el aspartamo los problemas se solucionaron.

Para prevenir la diabetes, hay un método muy eficaz, que sería hacer un estudio sobre el glucagón, pero ésto no interesa porque los laboratorios venderían menos insulina…

(Y así con todo…) En fin, sólo para que podáis investigar y probar, que seguro que observando vuestro cuerpo es como realmente podréis comprobar las cosas.

Plantas medicinales IV: efecto remineralizante.

¡Hola a todos! Esta semana vamos a hablar de un conjunto de plantas con efectos increíbles a nivel sistémico y, en especial, con propiedades remineralizantes. No os hacéis una idea de lo importante que es mantener los niveles normales de minerales en el organismo, y de la cantidad de problemas que podemos tener sin que alcancen los niveles de alarma en un análisis sanguíneo. Por otra parte, me gustaría intentar desmitificar un poco este tema, para que gracias a esta lista no tenga que oír frases como “Es que para aumentar el consumo de calcio o magnesio natural sólo se pueden tomar lácteos o frutos secos”, “Para disminuir la tasa de azúcar en sangre lo único posible es tomar pastillas”, “la artrosis no se puede frenar”, etc, etc, etc. Aquí os las dejo, y creedme que funcionan 😉

Sigue leyendo

Cuidados del bebé en las primeras semanas. Consejos desde el punto de vista de una madre y osteópata.

¡Hola a todos!

Antes de nada, gracias a todos por vuestro apoyo y vuestras ideas. Sé que acabo de empezar, pero me habéis dado una buena acogida y espero que os sigan gustando mis posts.

Esta semana os voy a hablar de los bebés, un tema que siempre interesa (por suerte, y que siga siendo así), y voy a aprovechar mi experiencia como madre primeriza y como osteópara para hacer un refrito con consejos de todo tipo, incluyendo los que os van a dar en preparación al parto, como otros que he ido descubriendo y que he ido aplicando según lo que la fisiología del bebé permite y es mejor para su correcta estimulación, pero sin perjudicarle ya que tenemos la costumbre de querer acelerar las cosas y es importante tener muy presente que cada cosa tiene su tiempo y no por correr más se hace mejor, y en el caso de la psicomotricidad, no es bueno forzar el desarrollo pues puede ocasionar problemas a posteriori.

¡Empezamos!

 Cuidados del recién nacido y consejos varios para las primeras semanas:

Baño:

Los primeros baños os recomiendo darlos en el lavabo o en la ducha. Según mi experiencia, a no ser que tengáis un lavabo “industrial” o con grifo modular, os será más sencillo meteros al bebé en la ducha, cogido boca abajo y darle un somero lavado, muy suave, para enseguida pasárselo a alguien que espere fuera con una toalla.

Indicaciones: respetar la temperatura del agua en torno a 32-36º, recordad que el agua ha sido su medio durante 9 meses y lo que buscamos es su rejalación. Intentad no sumergir el cordón hasta que se le caiga para que no macere. Consejo: si podéis, bañadle después de una toma, porque no hay que esperar a hacer digestión y ya os digo que con hambre será de todo menos relajante 😉 No es necesario jabón durante esta etapa, de necesitarlo os recomiento la marca Mustela que es de las mejores. Sujetar la cabeza, el cuello y el tórax con una mano, y lavarle con la otra. No usar talco.

Resultado de imagen de postura primeros baños bebe

Se puede bañar tranquilamente cada 2-3 días, pero personalmente recomiendo no lavarlo demasiado a menudo para respetar su propia protección, porque no se manchan y porque enseguida se les irrita la piel (yo no bañé a mi hijo más de 2-3 veces en los primeros 15 días). Sí es importante pasar las manos (la esponja la recomiendo para limpiar las deposiciones; y en el baño, aunque te dicen que a partir del mes, yo esperé a los 3 meses) por axilas, culete y cuello que son zonas de sudor y de acumulación de suciedad, al igual que son las zonas que más nos debemos asegurar de secar siempre muy bien.

Los baños en plan sumergirle se permiten a partir de que se le caiga el ombligo (7-20 días), pero debéis tener en cuenta que el bebé apenas reacciona y menos aún se sujeta de ningún modo, así que mi consejo es esperar a que lo disfrute un poco y en principio lavarle lo menos posible y de forma rápida y suave. Al sacar al bebé, aseguraos de que la habitación esté en torno a los 21-23º, podéis usar un calefactor o similar. En unos días, el bebé empezará a “despellejarse” y perder su pelusilla. Esto es normal. NO DEBEMOS FROTAR NI RETIRAR PIEL DE NINGÚN MODO, DEJAMOS QUE SIGA SU CURSO NATURAL.

Limpieza del ombligo:

Aquí siempre hay controversia porque según cambian las “modas”, se recomienda una u otra cosa, como cristalmina, alcohol…si no os queréis pillar los dedos y recurrir a algo inocuo para el bebé, usad siempre suero fisiológico y gasas. Sirven para limpiar cualquier zona del cuerpo de vuestro bebé y no causarán irritación ni rechazo.

No obstante, en la parte del ombligo que sobresale, si observáis que tarda en secarse y caer, o huele mal, lavad bien con agua y jabón y aplicad cristalmina. Normalmente no hace falta, pero por si acaso así os quedáis más tranquilos.

Lo habitual será humedecer una gasita y colócarla en la base del ombligo dos veces al día.

Ojos:

Debéis tener en cuenta que algunos bebés sufren obstrucción del lacrimal con ligeras molestias y abundantes legañas. No os preocupéis, simplemente habrá que pasarles una gasita con suero más a menudo. Intentad hacerlo de fuera a dentro, acabando en el lacrimal y dando un ligero masaje en círculos.

Naríz:

Un problema recurrente y molesto en niños de 0 a 2 años son los mocos. Se previene humedeciendo ligeramente las fosas nasales con un par de gotas de suero fisiológico, 2-3 veces al día. Para vaciar la naríz una vez que notamos mucosidad, se coge al bebé con un brazo, se le coloca de lado y se aprieta el frasco de suero monodosis en una fosa hasta que salga por la otra, y viceversa. Si tose, le colocamos boca abajo y damos suaves palmaditas entre los omóplatos.

NOTA: la boca no la tocaremos salvo en caso de hongos ó gingivitis, en que mezclaremos agua con bicarbonato y la aplicaremos en las mucosas de boca y lengua. Si no es el caso, una gasita humedecida con suero para retirar algo de suciedad es suficiente.

Oídos:

Se recomienda usar bastoncillos para el pabellón, pero yo no os recomiendo ni eso, porque son muy pequeños y se mueven bastante con el riesgo que eso conlleva. Seguid usando gasitas húmedas que es lo mejor, y si observais que se acumla mucha cera, podéis aplicar un par de gotas de suero y esperar unos segundos teniendo al bebé de lado, o incluso una gotita de aceite de oliva para lubricarlo mejor, pero no suele ser necesario.

Uñas:

Es recomendable aplicar una gasa humedecida en alcohol, después cortar la punta de la uña con unas tijeras de punta roma o un cortauñas de bebé, y después aplicar la gasa otra vez. Hay que armarse de paciencia y tener cuidado de no cortarles la piel. no es necesario cortar demasiado ni hacer muchos cortes, al principio será sólo la punta que sobresalga, y después con cortarlas en recto, y los dos picos de los lados es suficiente.

Genitales:

Es importante destacar que se debe limpiar desde delante hacia atrás (os sorprendería la cantidad de gente que lo hace al revés), sobre todo en el caso de las NIÑAS, para evitar infecciones de orina y otros problemas genito-urinarios. No os recomiendo usar toallitas, salvo cuando estéis en la calle y no haya otro remedio, por muy buenas que sean siempre acaban irritando y en los primeros meses los peques tienen la piel extremadamente sensible (incluso después, con la irritación debida a la salida de los dientes, tambiés es preferible sustituirlas por agua y jabón).

Las cremas son algo de lo que también se abusa por desconocimiento. Sólo se deben aplicar en caso de irritación, y soplar unos segundos de forma suave puede parecer una tontería, pero les alivia una barbaridad. En mi caso, yo aplicaba la crema de forma alterna cada 3 o 4 cambios si observaba algo de enrojecimiento, y me fue bien.

Respecto a las esponjas, TRUCO: las que te dan en el hospital que vienen con jaboncito son estupendas, pero me he dado cuenta de que la gente las usa enteras y una sola vez con el consiguiente gasto. Yo las cortaba en 3 trozos (calculad para su culito cómo va a ser posible que la necesitéis enteras…), colocaba la esponja en un cuenco metálico de más o menos 1L de capacidad, lleno a la mitad con agua calentita y así es como mejor se lava el culito de vuestro bebé. Y si limpiáis bien la esponjita y la dejáis secar del todo (no es bueno que quede humedad por los hongos), se puede volver a usar con esos botes de jaboncito de muestra que seguramente os den. Empezad siempre por las ingles y pliegues, después los genitales y por último el ano. Si hace falta se cambia el agua, y despuñes muy importante tener una tollita de bidé para secar bien. Si hay irritación, soplamos un poquito, fina capa de crema y ¡listo!

Deposiciones:

Las primeras (meconio), serán verde oscuro tirando a negro, no asustarse que es normal. Después, con la lactancia materna, se vuelven color mostaza, más líquidas y huelen menos. Pueden llegar a ser tras cada toma, pero lo habitual es que sean entre 3 y 6 al día. En caso de que el bebé succione de forma incorrecta o tenga frenillo sublingual, las heces aparecerán siempre tirando a verde y explosivas, como si hubiese comido espinacas. De repetirse esto varios días, yo consultaría al pediatra.

Tomas:

Evidentemente, la leche materna es el mejor alimento que puede tomar vuestro bebé. Le aportará todo lo que necesita, y además reforzará su sistema inmune, por no hablar de los lazos madre-hijo que son esenciales. Si estáis en disposición de poderle ofrecer la lactancia materna, no lo dudéis. Al principio no es fácil, la leche tarda unos días en subir correctamente y hay que cogerle el “truquillo”, pero es uno de los momentos más bonitos que vais a vivir con el bebé. Os voy a dar unos consejos para que os resulte más fácil y cómodo dar el pecho:

-Para mí, lo esencial antes de empezar, son dos cosas: asegurarse una postura cómoda, para lo cual os recomiendo un cojín de lactancia (si no lo estáis usando ya para dormir en el último trimestre del embarazo que también ayuda mucho), y tener bien hidratado el pezón para evitar grietas (el mejor potingue que conozco para esto se llama Purelan, empecé a echármelo en el último mes de embarazo y durante los primeros 6 meses del peque ¡y me salvó la vida!) En el caso de que no podáis evitar las grietas, va muy bien poner una gasa empapada en manzanilla media horita al día.

-Es importante que el bebé vacíe el pecho lo máximo posible antes de cambiarlo al otro, recordando que el bebé vacía la zona del pecho que está en la dirección de su barbilla mientras mama. Lo ideal es tumbarle en dos posiciones (acunado normal, y cogido como “un balón de rugby”), para que os vacíe todos los conductos y no desarrolléis una mastitis, y presionéis suavemente el pecho para aseguraros de que se queda blandito. Igual de importante o más es que el bebé se enganche bien. Aseguraos de que coge el pezón y gran parte de la aureola y los labios sobresalen, para ello presionad suavemente su barbilla hasta ver su labio inferior por fuera. Si no se engancha correctamente, no succionará bien, tendrá mala alimentación, gases y además os hará heridas. Merece la pena hacerlo bien.

Resultado de imagen de lactancia vaciar pecho

Al principio de succionar, el bebé sacará un 90% de agua, es al final donde está la “grasita” que de verdad lleva los elementos importantes, así que simplemente controlar que lo vacía todo lo posible antes de cambiar de pecho. Si estáis seguras de que vais a darle pecho y ya estáis haciéndolo y os sube mucha leche, os recomiendo un sacaleches eléctrico, y como truco, por la noche sacaos una toma (por ejemplo la de las 3 am), y así podréis hacer turnos y descansar mejor, u os pasará como a la mayoría que acabamos despiertos los dos a la vez sin poder hacer nada uno de los dos y luego no descansa nadie.

En caso de dudas, heridas o dolor intenso, preguntad siempre a la matrona y que os ayude.

Dando el pecho, os recomiendo desabrigarle lo máximo posible para favorecer el contacto piel con piel, que es mucho más valioso para el bebé de lo que se pueda pensar. Incluso cuando esté con el padre o tome el bibe, también.

Tened en cuenta que un recién nacido tiene un estómago aproximado de 5 cc, así que no conviene forzar las tomas sino dárselas a menudo (al principio cada 1,5-2 horas y de noche cada 4 aproximadamente) que se irán alargando. Y, aunque no os apetezca, hacedme caso, dormid todo lo posible entre tomas. Ya me lo agradeceréis.

Sueño:

Recomiendan despertar la bebé si duerme más de 3 horas durante el día y más de 4-5 durante la noche para darle la toma. Yo no soy partidaria de esto, y además he tenido la “¿suerte?” de que mi hijo se despertaba solo cada 2 horas para comer, pero es complicado aconsejar para todos los casos así que lo único que puedo deciros es que lo vayáis viendo según lo que duerma, lo que coma y teniendo en cuenta siempre que no pierda peso (un bebé sano puede estar ganando en torno a los 30-50g al día).

El colecho es un tema muy controvertido y complicado, puesto que hay defensores y absolutos detractores a partes iguales. Está demostrado que favorece la lactancia, su correcta respiración y termorregulación, pero tambiñen conlleva sus riesgos, así que lo mismo, informaos bien y tomad la decisión que creáis más conveniente. (Si queréis mi opinión, yo no creo en absolutos, así que pienso que según el día y las circunstancias es como se van haciendo las cosas) Un truco si os aterroriza que se asfixie, es colocarle sobre el cojín de lactancia puesto en forma de “u” unvertida entre los dos, así sería imposible 🙂

Calle:

Las primeras dos semanas, es recomendable abrigar al bebé el equivalente a una capa más de ropa de la que llevemos nosotros (en pleno invierno, dos), pero despuñes se debe intentar que lleve las mismas capas que nosotros, porque tenemos tendencia a sobre abrigar y esto es negativo para el pequeño. En caso de duda sobre si tiene calor, es muy útil tocarle justo entre la nuca y los omóplatos para notar si está muy caliente o sudoroso; de ser así, retirad una capa de ropa inmediatamente. Veréis que lo importante será taparle bien los oídos sobre todo si hace aire o menos de 18º, y en cuanto pasen unas semanas sabréis perfectamente si el niño es caluroso o friolero. El primer mes deben llevar tapada la cabeza y los pies aunque sea verano, y en caso de invierno también se recomienda poner una bufandita, y si se resecan los labios aplicar un poco de vaselina.

Y no os dé miedo sacarle, es muy beneficioso para él tener contacto progresivo con el exterior. Aunque, también he de reconoceros, que incluso después de que la matrona nos insistiera a sacarle todos los días sin excepción, un bebé de unas semanas de vida, con frío, lluvia y embutido en capas de ropa, manoplas y gorro no va a disfrutar nada de nada, así que más sentido común y menos tonterías. Lo que sí os digo es que empecéis por sitios tranquilos con poco ruido y tráfico, y vayáis variando de forma progresiva porque es un cambio muy radical para alguien tan inmaduro.

Respecto al transporte piel con piel, las mochilas (canguros) se recomiendan a partir de los 2-3 meses, pero yo como fisioterapeuta os recomiendo no abusar de ellas, y mirar cuidadosamente la que elegís, ya que muchas de ellas y algunas de marcas conocidísimas, favorecen problemas de cadera, escoliosis y  problemas genitales por soportar todo el peso sobre esa zona con una mala posición de las caderas y lumbares. Informaos bien.

Yo prefiero el uso de pañuelos, se pueden usar desde que nace hasta los 13-15 kilos, peso en el que ya irán andando y no creo que lleguéis, así que con eso sería más que suficiente.

 

Resultado de imagen de pañuelo bebe

Y una mini lista de consejos sueltos que yo habría agradecido antes:

  • No forzar el uso del chupete. Mejor si no lo usa, o lo tiene como algo esporádico para jugar.
  • Los brazos NO malcrian, dan seguridad y confianza.
  • Es bueno dejarles llorar en ocasiones, con nuestro apoyo y sabiendo que no les estás dejando sin atender alguna necesidad importante.
  • Recomendable tumbarles alternando el lado tras cada toma, y a partir del mes, boca abajo.
  • El hipo y los estornudos son frecuentes, no debéis preocuparos ni pensar que está resfriado. Tened en cuenta que sólo respira por la naríz.
  • Si regurgita, colocadlo a unos 40º semisentado y mantenedlo así unos 30 minutos.
  • Para echar los gases (os recomiendo en TODAS las tomas para evitar cólicos. En caso de sufrirlos, leed mi entrada de “Masaje para el cólico del lactante”), se debe poner boca abajo sobre nuestro hombro, asegurándoos de que su cabeza no lo sobrepasa, y dando leves golpecitos entre las escápulas, o manteniéndolo sentado en nuestras piernas, con una mano sobre el pecho y agarrando la barbilla y la otra dando los golpecitos detrás.
  • Brotes de crecimiento: durante estos periodos, el bebé demandará más comida y estará algo más inquieto, es normal. Suelen darse alrededor de los 17-20 días, la 6-7 semana y a los 2-3 meses. No falla.

 

Bueno, chic@s, con todo esto vais a ser grandes expertos en esta gran aventura de ser padres. Seguiremos otro día con consejos para más adelante. Y, aunque cada niño es un mundo y cada situación es única, es cierto que hay truquitos para estar sobre aviso y así evitar problemas y ahorraros tiempo de “ensayo-error” que siempre se agradece. Después, qué voy a deciros, que todo el amor y la felicidad que le deis ya es cosa vuestra. Ya me contaréis. ¡Suerte, y un abrazo!

 

Fotos: Google Images.